Invisibilidad

Soy invisible. Desde que me levanto hasta que me acuesto. En casa, en el trabajo, en la calle… Nadie me ve. Nadie se percata de que estoy ahí y, sin embargo, ahí estoy. Todo lo que digo y todo lo que hago es en vano. Mis palabras vuelan en el aire sin encontrar un destino. Mis acciones pasan desapercibidas sin conseguir ningún efecto en nadie. Da igual lo mucho que me esfuerce. Soy invisible. A veces me gusta pero la mayoría del tiempo es insufrible. Es una sensación de ahogo que nunca acaba. A mucha gente le gustaría ser como yo, que nadie sepa de ti, total anonimato. Estoy seguro de que en cuanto lo probasen querrían dar marcha atrás porque lo peor de ser invisible es que, en realidad, no lo eres.

Presentimiento

No sé qué hacer. En el tiempo que estoy contigo puedo llegar a odiarte pero cuando no te tengo cerca te echo de menos. Pasas de mí pero aún así yo te busco. Cuando te conocí tuve un presentimiento de que esto acabaría así. Tu forma de ser no es compatible con la mía. Somos tan diferentes… Pero aún así quiero pasar más tiempo contigo. Por las noches cuando me tumbo en mi cama siempre me pregunto si esto que tenemos me compensa, si esta relación amor-odio no es destructiva. Aún me acuerdo del día en el que te conocí en aquel bar. Cuando comenzamos a hablar ya lo noté. Podría decirse que fue una corazonada. Sin embargo, no la hice caso y aquí estamos. Sé que tengo que terminar con esto. Cuando me hablas me ilusiono pero cuando no lo haces me destroza por dentro. Sé que debo terminarlo. Necesito terminarlo. Una vez me dijiste que no eras consciente de que causabas tal sensación en mí. Me gustaría creerte. Lo he decidido hace mucho tiempo pero nunca me atrevo a ponerle fin para siempre. Sé lo mal que me sentiré después. Lo errado que voy a creer estar. Pero anoche decidí que hoy sería el día. Anoche, cuando me contaste que habías conocido a alguien y yo fingí alegría por ti.

Bienvenidos

Comienzo mi andada bloguera. En este blog escribiré relatos e inquietudes que pasan por mi mente. No debéis buscar en ellos un toque personal, una biografía. Todo lo contrario. Intento escribir desde la ficción (siempre me ha parecido más interesante el poder crear algo desde cero). Sin embargo, muchas de las entradas serán simples ideas sin conexión unas con las otras. Serán mis delirios. Serán los deririos de un atormentado.

Con esta entrada tan solo quería avisaros del contenido que tendrá el blog y daros la bienvenida a todos los que acabéis leyéndome.

Una vez dicho esto, ahora sí, comienza mi vida como blogger.